Excavar el Teatro Romano “de los Balbos”

 Por Ubaldo Cuadrado Martínez

El ombliguismo facilón y fatuo de muchos gaditanos siempre ha suscitado mi rechazo pero cuando hay hechos que refuerzan el ego identitario, aunque vengan del pasado lejano, no deben ser repudiados y hay que darse un baño de chovinismo local.

La noticia que ha saltado en la prensa local es la excavación del Teatro romano, el que hizo construir Balbo “El Menor” para Gades. Un buen momento para encontrar más restos arqueológicos dada la profundidad a la que se va a trabajar. Aunque no siempre se trata de elementos enaltecedores también hay que contar, que en el mismo se encontró una losa que contenía una denuncia contra los Balbos redactada en los siguientes términos “Balbo latro”, (Balbo ladrón), como se puede observar como a todos los grandes hombres, nuestros ilustres conciudadanos también tienen su lado oscuro, no sólo por esta acusación sino que fueron imputados como malversadores de caudales propios como recaudadores y de la que salieron indemne.

No es la única señal de la preponderancia de Gades y de los Balbos. No olvidemos que en 1930 se encontró en Mérida un rotulo que contiene un elogio a Lucio Cornelio Balbo, dedicado por los miembros de la colonia en agradecimiento por su labor como patrono. En Capua se encontró también un elogio similar al de Cáceres, dedicado a Lucio Cornelio Balbo el Mayor, hijo de otro Lucio, escrito posiblemente el año 58 aC.

Hay más referencias a los Balbos en Roma como es la Cripta Balbi que no es más que un complejo conectado al Theatrum Balbi. Constaba de una parte subterránea que es la que se conoce en la actualidad y todavía falta por encontrar el criptopórtico que se situaba por encima de la misma. Hoy en día se utiliza como una parte del Museo Nacional romano.

No es lo único que se ha publicado con respecto al relieve alcanzado por los gaditanos en Roma. Hace poco también tuvimos que fijar la mirada en ellos por los trabajos realizados por Alicia Arévalo y Darío Bernal, profesores de la UCA, y que han tenido como fruto el análisis de los epígrafes localizados en el Coliseo de Roma, con el texto de Gaditanorum. “Venimos de Gades”; (Adelante, primera grada a la derecha). Más o menos así se debía de producir a principios del siglo III después de Cristo la entrada al Coliseo de Roma de alguna pudiente y poderosa familia gaditana, que disponía en algún lugar privilegiado del graderío de un espacio reservado sólo para ellos. Así lo demuestran dos inscripciones de aquella época, con la palabra Gaditanorum (de los gaditanos), que se hallaron grabadas en los peldaños en el monumental coliseo, debiendo interpretarse como asientos reservados para los miembros de las familias gaditanas residentes en la capital del Imperio. No se han documentado más alusiones a otras familias de otras ciudades romanas, lo cual no quiere decir que no existan. No se puede olvidar que de los tres teatros con que contaba Roma uno, el Theatrum Balbi, fue erigido por el triunfador sobre los garamantes, de la misma manera que había levantado el coliseo de su ciudad natal en los finales siglo I a.C.

Anuncios

Acerca de cadizilustrada

Defensa y difusión del patrimonio cultural gaditano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s