Cádiz Ilustrada opina: Nomenclátor Gaditanus (II)

Siguiendo con nuestra estadística sobre los nombres de nuestras calles y plazas, vamos a analizar las diversas épocas de donde proceden dichos nombres. No hemos considerado la fecha en que se tomó el acuerdo de rotular una vía determinada, que fundamentalmente coinciden con los cambios de régimen político tales como los acaecidos en 1873 con la Primera República; en 1932, un año después de la Segunda República; en 1936, con el inicio del Régimen Franquista, o en 1977 con la instauración de la actual Monarquía Parlamentaria, sino el siglo en que destacó el personaje aludido. Cuando la vida de esas personas está a caballo entre dos centurias, el criterio ha sido datarlo por los años más significativos de su obra o mérito. Por tanto, en este apartado, no se consideran los nombres genéricos, geográficos, mitológicos, relacionados con la naturaleza, o la náutica.

De esta manera tenemos que de la época Antigua coexisten 17 nombres, entre ellos ADRIANO, JULIO CÉSAR, COLUMELA o POMPONIO MELA. La Edad Media apenas está representada por cuatro nombres, entre ellos la batalla del SALADO (1340), o una venerable monja llamada SERVANDA (c. 697).

El siglo XVI tiene 21 personajes recordados tales como los marinos CRISTOBAL COLON; el gaditano capitán de Navío D. Lázaro FONTE que participó en la conquista del Nuevo Mundo; el navegante JUAN DE LA COSA; o los de Fernando de MAGALLANES Y JUAN SEBASTIAN ELCANO protagonistas de la primera vuelta a la tierra hace 500 años. Otro grupo representativo de la vida en este siglo son los santos SAN FRANCISCO de Asís, SANTA TERESA DE JESÚS o de SAN JUAN DE DIOS.

Para el Siglo XVII existen un total de 39 nombres: tres comerciantes: D. Pedro COLARTE, regidor municipal, marqués del Pedroso que amasó una inmensa fortuna, y D. Pedro de Villavicencio que en 1672 tenía una JABONERIA; tres militares: el capitán GASPAR DEL PINO (1678), D.MANUEL ENRÍQUEZ de Figueroa y Haya (1685); ocho pintores: ALONSO CANO, ENRIQUE DE LAS MARINAS, CLEMENTE DE TORRES, ZURBARÁN; seis escritores: D. Agustín de HOROZCO, el POETA mejicano D. Gabriel AYROLO; otro POETA gaditano D. Francisco NIETO Molina, y el humanista y escritor D. Juan Bautista SUAREZ DE SALAZAR autor de “Grandezas y Antigüedades de la Isla y la Ciudad de Cádiz”. También aparecen doce nombres de carácter ‘religioso’.

Nuestro particular siglo de ORO, el XVIII cuando pasa la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz, es cuando la ciudad logra un salto en el orden demográfico, económico y comercial que la hace ser una de las ciudades más importantes de esta época en todo el  mundo conocido. Pues de este siglo existen 61 rótulos de vías gaditanas, donde sobresalen, por su número, los 16 militares o marinos, y los 18 religiosos y 7 profesionales.

El siglo XIX está representado por 122 nombres, donde destacan, no es de extrañar, los 30 políticos  que van desde el malagueño D. Antonio CÁNOVAS DEL CASTILLO, presidente del Consejo de Ministros asesinado en 1897; a D. SIMÓN José Antonio de la Santísima Trinidad BOLÍVAR y Palacios Ponte-Andrade y Blanco impulsor de la independencia de varios países americanos que pertenecían al Imperio Español (Venezuela, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Panamá), pasando por D. FERMÍN SALVOCHEA Álvarez alcalde de Cádiz que lideró la independencia del Cantón de Cádiz  en 1873; D. EMILIO CASTELAR y Ripoll nacido en Cádiz que llegó a ser ‘Presidente del Poder Ejecutivo de la República Española’ en 1873 y que antes ostentaba la titularidad de la actual plaza de Candelaria;  o D. Joaquín JOVELLAR Soler Primer Ministro con Alfonso XII. Le siguen en número 18 militares/Marinos, y 18 profesionales de los que hablaremos más adelante. Entre los primeros podemos citar a D. ANTONIO JOSE RIVERA Lozano, comandante de artillería que defendió el castillo de Fort Luis en el Trocadero, durante el asedio francés; D. Rafael MENACHO y Tulló GENERAL gaditano que murió, en la defensa de Badajoz frente a las tropas napoleónica, con solo 41 años; D. Juan Bautista TOPETE y Carvallo Vicealmirante de la Armada que, siendo capitán del puerto de Cádiz en 1868, se sublevó frente a la monarquía de Isabel II dando lugar a la llamada Revolución Gloriosa.

El máximo de nombres propios que aparecen en los rótulos callejeros (158),  provienen de personas que destacaron en el siglo XX y que podemos agruparlos de este modo: 31 profesionales, 29 personajes populares, 25 políticos, 19 militares/marinos, 15 literatos/poetas, 13 comerciantes/empresarios, 9 religiosos, 6 músicos, 5 pintores, 3 nobles, 2 escultores y 1 filántropo. Veamos solo algunos ejemplos poco conocidos como el de CANELO, un perro cuyo dueño iba asiduamente a la antigua ‘Residencia Zamacola’, hoy Hospital Puerta del Mar, a sus sesiones de diálisis. Un día de 1990 entró y no volvió a salir, pero su perro lo esperó durante 12 años malviviendo por los alrededores. En 2005 se colocó una placa de bronce, en una calle anexa al hospital, con su nombre.

De los cantaores y cantaoras de flamenco gaditanos están casi todos, a saber: Dª ADELA Fernández Jiménez LA CHAQUETA; D. AUREIO SELLÉ Nondedeu; D. Benito Rodríguez Rey BENI DE CADIZ; D. Juan Miguel Ramírez Sarabia CHANO LOBATO; Dª GABRIELA ORTEGA Feria; Dª Antonia Gilibert Vargas, LA PERLA DE CADIZ; D. Juan Martínez Vílchez PERICÓN DE CÁDIZ; Dª Rosa Vargas Fernández ROSA LA PAPERA; y D. Santiago Sánchez Macías SANTIAGO DONDAY.

Tampoco faltan los nombres de afamados hombres (aquí no hay mujeres) del Carnaval gaditano: D. ANTONIO MARTÍN García; D. Manuel López CAÑAMAQUE; D. ENRIQUE VILLEGAS Vélez; D. José MACIAS RETE(s); D. Francisco Alba Media, PACO ALBA; D. PEDRO ROMERO Baro y D. Antonio Rodríguez Martínez EL TIO DE LA TIZA.

Vemos pues como en el nomenclátor están representados todos los estamentos sociales de la sociedad gaditana desde la Antigüedad: ADIANO; ARGANTONIO; Lucio Junio Moderato COLUMELA; gaditano autor del tratado de agricultura De Res Rustica; JULIO CESAR; la familia PLOCIA, o el Cónsul romano Adisto Mauro Públicus PUBLICO, natural de Gades. Hasta el siglo actual con la incorporación de nombres como los de Avenida de la GUARDIA CIVIL (antes Independencia); Dª ELOISA MALCAMPO O’FARREL, profesora del barrio de Puntales; o el de D. ENRIQUE BLANCO CORTÉS  sindicalista y líder vecinal del Cerro del Moro.

Quizás habría que incluir algún nombre más, a tener en cuenta por la Comisión Municipal del Nomenclátor, de este modo, Cádiz Ilustrada propone rotular alguna calle, plaza o avenida con los nombres de Dª María TEOFILA MÁRTINEZ Saiz, ALCALDESA de Cádiz durante ¡veinte años! (1995-2015) con méritos más que demostrados en post de la ciudad, y del abogado D. JULIO RAMOS Díaz, fallecido recientemente a los 92 años, y que fue letrado de la Diputación, del Ayuntamiento y del Obispado, así como Decano el Colegio de Abogados. Bien es verdad de que la ciudad de Cádiz no tiene capacidad de expansión urbanística, es lo que se denomina una ‘ciudad cerrada’, donde no se pueden edificar nuevas barriadas y por tanto la posibilidad de crear nuevas vías de circulación. Pero sí que se podrían sustituir algunas denominaciones actuales que poco tienen que aportar a nuestra historia. He aquí algunas de ellas: ADELFA, ACACIAS, HIBISCOS, TAMARINDOS…

De nuestro estudio estadístico del nomenclátor podemos resaltar las distintas profesiones representadas en sus distintos viales. Así de los 61 nombres actuales aparecen, los que más, los médicos con un total de 26. Le siguen nueve profesores: D. ANTONIO ACCAME Escasi, profesor de la Escuela de Artes y Oficios Artísticos y autor  de los exornos de carnaval; D EDUARDO BENOT Rodríguez, filólogo, escritor, lingüista, matemático y político; D. MIGUEL MARTINEZ DEL CERRO y Gómez catedrático del Instituto Columela del que había sido fundador y director D. Vicente RUBIO Y DIAZ. Cinco Ingenieros: D. ÁUREO FERNÁNDEZ AVILA ingeniero naval; D. Juan de LA CIERVA inventor del autogiro y que no era ingeniero aeronáutico (aún no estaba creada esta especialidad) sino de caminos canales y puertos, igual que D. Francisco GARCIA DE SOLA que proyectó el puente de hierro sobre el caño Zurraque entre San Fernando y Chiclana, así como la traída de aguas a Cádiz; D. Guillermo Giovanni María MARCONI ingeniero eléctrico inventor de la telegrafía inalámbrica, y el de D. RAMÓN SOLÍS hombre polifacético ya que además de ser ingeniero de montes, licenciado en ciencias políticas y económicas y concejal del Ayuntamiento gaditano, fue un prolífico ESCRITOR cuya obra más conocida es ‘Un siglo llama a la puerta’. Cuatro periodistas: D BARTOLOMÉ LLOMPART y Bello; D. EVARISTO CANTERO Álvarez, D. FEDERICO JOLY Velasco fundador del Diario de Cádiz, y la GLORIETA DE LOS PERIODISTAS. Tres arquitectos : D. AMADEO RODRÍGUEZ Rodríguez que dirigió las obras de la Exposición Marítima Internacional de 1887 y del Hospital Mora; D., VICENTE ACERO y Arebo que proyectó la catedral nueva de Cádiz; D. TORCUATO CAYÓN de la Vega autor del Hospicio, Iglesia del Rosario, San José, San Pablo y la Santa Cueva que murió con solo 53 años. Tres licenciados en derecho, y uno para cada una de las siguientes profesiones: arqueólogo D. PELAYO QUINTERO y Atauri; botánico D. CELESTINO MUTIS; cineasta D.JULIO DIAMANTE; escribano BAJADA DE ESCRIBANOS; farmacéutico D. Federico FERNÁNDEZ BALLESTEROS; licenciado en filosofía D. RAFAEL PICARDO O’LEARY; geólogo D. José MACPHERSON Hemas; historiador D. Francisco Ponce Cordones CANAL DE PONCE; yudoca D. RAUL CALVO Clavero y los CARPINTEROS DE RIBERA.

Hemos dejado para el final el numeroso grupo de los 26 médicos (de varios siglos) que rotulan nuestras calles y plazas. He aquí alguno de ellos: El más antiguo es el Dr. DIEGO ARIAS muerto en 1621, médico, meteorólogo, y astrónomo gaditano; Dr. Miguel de ARRICRUZ, especialista en obstetricia, igual que el Dr. Juan NAVAS que fue Rector del Real Colegio de Cirugía de Cádiz o del también especialista en partos Dr. JOSÉ DE DIOS Rivero quien a decir de sus coetáneos “hizo de su profesión un sacerdocio”; el ‘desconocido’ pediatra Dr. Manuel de TOLOSA y LATOUR muy ligado a Chipiona, donde fundó el Sanatorio Marítimo Santa Clara para niños tuberculosos; el DOCTOR José RODRIGUEZ LOPEZ  médico de la beneficencia durante 46 años, llamado cariñosamente “Don Pepito”, padre del Dr. Manuel Rodríguez Morales que aunque no es titular de rotulo alguno, si posee una escultura en la plaza del Mentidero.

Esperamos haber contribuido a un mejor conocimiento de los nombres de nuestro callejero, pues es frecuente que los propios vecinos de una calle o plaza desconozcan el significado de la vía donde viven, a pesar de haberlo escrito infinidad de veces en su propia dirección postal. Sería una buena iniciativa el difundir con detalle, de una manera sistemática y periódica, el significado del Nomenclátor Gaditanus. Que así sea.

Acerca de cadizilustrada

Defensa y difusión del patrimonio cultural gaditano

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s